La filosofìa REGGIO EMILIA es una propuesta educativa que nace hace muchos años al norte de Italia. Su fundador es el pedagogo Loris Malaguzzi el que sostiene que los niños aprenden por la observación para despùes desarrollar sus propios proyectos, sòlo hay que brindarles espacios apropiados para que puedan expresarse. Malaguzzi dedicò toda su vida a potenciar una educación de calidad educativa en la que se escuchara y respetara a los niños.


En esta propuesta el niño es el protagonista de su aprendizaje y los docentes los acompañan en la exploración de los temas, proyectos, investigaciones y construcción de su aprendizaje. La educación no es impuesta. Las inquietudes e intereses de los niños son la prioridad en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Gran parte del trabajo es a través de proyectos que nacen de las inquietudes de los niños.


La maestra promueve el cuestionamiento y la reflexión. Acompaña a los niños en los procesos de investigación y exploración. Provoca situaciones para el descubrimiento. Escucha al niño y lo guía para que vaya elaborando su propio pensamiento. Respetamos el ritmo y desarrollo individual. El niño es un ser lleno de potencialidades, capàz de crear. La escuela es un lugar de creación.


Formamos niños con una gran sensibilidad, una gran capacidad de escucha y con valores como la solidaridad, la democracia y la participación. Los padres tiene un rol muy importante dentro de nuestra escuela para poder lograr el desarrollo de todas las potencialidades del niño. Los padres viven y participan de las experiencias de los niños.


LA ASAMBLEA


Al inicio de la jornada se realiza una asamblea en la que se presentan las distintas propuestas y se lanzan las preguntas y cuestiones que los niños deben experimentar a lo largo del dìa. Al finalizar la jornada, en otra asamblea, se comparten las experiencias de los niños y se llega a conclusiones o se generan nuevas preguntas para proseguir el siguiente dìa.